Uncategorized

pack equipaciones de futbol baratas

Rui Quinta considera que, cuando se «defiende en zona», la transición para el ataque se ve facilitada “porque es una acción colectiva, conocida por todos.En cuanto a las acciones individules, nosotros nunca sabemos a que altura van a suceder, de forma van a suceder, y en que condiciones van a suceder. Tras haber aclarado los principales presupuestos tácticos relativos a la «defensa en zona», interesa descifrar su lado «versátil-configuracional». Aquí, es evidente la idea de que, en la «defensa en zona», todos los jugadores tienen que pensar lo mismo al mismo tiempo y por ello es una verdadera organización colectiva. Miguel Leal va claramente al encuentro de nuestra idea: “La zona nos permite hacer presión con una determinada intención, equipaciones futbol baratas según una idea colectiva. Todos los jugadores tienen que saber interpretar el modelo y dar las debidas respuestas a las diversas situaciones, según la posición del balón, el espacio que tiene que defender y los adversarios”. Por lo tanto, aun continuando en superioridad numérica, un equipo que «defiende hombre a hombre» o «individualmente» puede acabar fácilmente por desequilibrarse posicionalmente en la transición, momento que, como vimos, es crítico para la eficacia defensiva.Efectivamente, este momento es demasiado importante para ser perspectivado según la «lógica del encaje» y, por ello, condicionar al portador del balón, ocupar los espacios vitales del juego y el establecer un «juego de coberturas» son prioritarios.

Entonces defender delante es dificilísimo, porque o las cosas están muy bien sintonizadas entre todos los jugadores o los riesgos son elevados, ya que existen muchos espacios. Todos funcionan en función de todos. Puede, eventualmente, existir un jugador que, por su personalidad y calidad, se destaque en el liderazgo, pero aun así el bloque debe funcionar, fundamentalmente, en función de referencias colectivas conocidas por todos los jugadores”. Me parece difícil que sea un jugador quien coordine todos los procesos inherentes a la zona. Resumiendo si hemos defendido que la diferencia entre una «zona» y una «zona presionante» está en la agresividad con que se atacan los espacios y al portador del balón. Un jugador ataca al portador del balón y los otros ocupan espacios y hacen coberturas, cerrándole el espacio al rival. Yo estoy hablando de jugadores buenos, jugadores de alto nivel, que en otros equipos eran jugadores nucleares. En el caso del fútbol, son millones los niños y niñas que practican este deporte con ilusión y esperando, en algunos casos, llegar a lo más alto dedicando su vida al fútbol. Resumiendo, cuando hablamos de fútbol de alto nivel, yo diría que el hombre a hombre no existe, zonal existe mas no me convence y zona presionante es el fútbol de hoy y el de mañana”.

La defensa hombre a hombre no permite esa situación”, afirma con convicción. “Por eso, para mí, la defesa en zona permite que el juego, mismo al defender, sea un juego colectivo. En la misma línea de pensamiento, Guilherme Oliveira dice que “una defesa en zona implica comportamientos de prácticamente todos los jugadores del equipo. Yo no voy a ningún campo en el que la organización defensiva me exija más que la organización ofensiva, de la misma forma que no preparo un partido sin que todos los jugadores tengan su función defensiva y ofensiva, incluso, el guardameta tiene su función ofensiva, participando activamente en el entrenamiento ofensivo. Para nosotros, los movimientos de jugadores adversarios en las «zonas de frontera», a semejanza de los cambios de orientación adversarios, son aspectos problemáticos en esta forma de organización defensiva porque la coordinación colectiva se pone a prueba. Tal como hemos analizado, estamos perfectamente convencidos de que, en lo que afecta a la organización defensiva, ésta es verdaderamente colectiva cuando las acciones táctico-técnicas a emprender por cada uno de los once jugadores son planteadas atendiendo a una idea/intención común.

La entrada del balón en determinada zona del terreno de juego y que un adversario reciba la pelota de espaldas son dos de los ejemplos que nos da. De igual modo, Tadeia afirma que “debe ser el equipo. Siendo esa perspectiva naturalmente válida, nos parecía limitada y, en esa medida, limitativa, pues, en un último análisis, en función de ella se organiza defensivamente un equipo. En esta medida, y a pesar de que los grandes principios subyacentes sean exactamente los mismos, coincidiremos enteramente con Mourinho cuando propone que «defender en zona» y hacer una «zona presionante» acaban por ser situaciones bien distintas: “En la práctica, ¡ O sea, creemos que la cohesión del bloque defensivo pasa fundamentalmente por la adecuación de las respuestas individuales frente a la respuesta colectiva deseada y, en esta medida, más importante que el liderazgo de uno o más jugadores es la existencia de señales/indicadores (referencias colectivas) que, cuando están debidamente identificados, lleven a los jugadores a pensar en función de la misma intención al mismo tiempo y, con eso, el equipo actúe como un «todo» al defender.

Y jugar mejor muchas veces es correr menos, porque tenemos que ser mucho más organizados. Carvalhal concuerda con la idea de que la «zona» es la forma de organización defensiva que prevalece a este nivel y afirma que “un equipo que quiere ganar muchas veces y que quiere practicar un fútbol atractivo, tiene que defender en zona. Pese a ello, interesa hacer algunos apuntes en relación a lo que dice: “Nosotros damos un gran margen de flexibilidad, en ataque, a los jugadores y eso supone que ellos hagan muchas improvisaciones.Dentro de las improvisaciones que puedan hacer (estando entrenadas), quien asume posiciones de equilibrio tiene que estar equilibrando al equipo. Para estos entrevistados, la acción de «marcaje» está reducida a la «perspectiva vigente» – acompañar de cerca y paso a paso a los adversarios, impidiendo o condicionando sus tareas ofensivas -, aunque normalmente los jugadores apenas lo hagan en sus radios de acción. ”. “En vez de transformar las tareas defensivas en una prueba de estafetas, las transformamos en un tejido vivo que actúa en conjunto.

Si usted adoraba este artículo y también le gustaría recibir más información sobre equipaciones de futbol baratas por favor visite nuestro propio sitio.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *